TALLER VIRTUAL HUERTA URBANA

Diseña tu huerta en casa

TALLER VIRTUAL HUERTA URBANA

FUNDAMENTOS

Es posible un cambio radical en la forma en que pensamos y habitamos nuestras ciudades. Producir alimentos en las urbes implica mucho más que tener acceso a  comida más sana, rica y natural, significa generar transformaciones en la persona que cultiva su huerta y en su entorno.

Las huertas son un instrumento innovador de sustentabilidad urbana y, más que una tendencia, la cultura de producción de alimentos en las ciudades es una necesidad que proponemos experimentar y comprobar.

¿Por qué promover las huertas urbanas?

Autoabastecimiento de alimentos: Tener una huerta es una manera de obtener alimentos frescos, locales, de calidad y variados, fortaleciendo así la soberanía alimentaria. 

Alimentación saludable: La huerta nos invita a incorporar costumbres más sanas y alimentarnos mejor.  A tomar conciencia de los nutrientes que ingerimos, a dejar de incorporar productos procesados y tratados con químicos – como insecticidas y fertilizantes- cuidando nuestra salud y la de nuestra familia.

Ahorro económico: La autoproducción de alimentos genera un ahorro económico para sus prosumidores. Además, los huertos urbanos pueden generar pequeños emprendimientos comerciales, ya que los cultivos pueden ser consumidos por los mismos productores o ser vendidos localmente a precios competitivos, ya que requieren menos transporte, envasado y conservación. De esta manera, pueden abastecer a los mercados cercanos con productos más frescos a precios accesibles. En algunos casos, incluso estas huertas pueden ser hasta más productivas que las rurales, ya que sus pequeños tamaños permiten mantener un mayor control de la producción. 

Cuidado del ambiente:

Armar huertas es una forma de crear nuevos espacios verdes, cuidados y valorados por sus horticultores y vecinos.La huerta favorece a la biodiversidad del ecosistema en el que se instala, ya que a ella se acercan especies diversas como insectos y aves. La producción agroecológica de alimentos no utiliza pesticidas ni fertilizantes químicos. Estos contaminan la tierra y emiten gases de efecto invernadero que contribuye al cambio climático. Los productos de la huerta tienen menor huella de carbono que los comprados, ya que se evita el uso de combustible para su traslado y no se utilizan embalajes, como bandejas y bolsas de plásticos, para comercializarlos.

 

Conexión de ciudadanos con la naturaleza:

La huerta implica un aprendizaje de la naturaleza basado en la experiencia. La huerta alimenta, pero mientras se planifica y se desarrolla, promueve valores en horticultores como responsabilidad, solidaridad, perseverancia, compromiso y respeto. Las huertas nos permiten vivenciar y resignificar nuestro vínculo con el entorno natural desde nuestras propias casas. Además, al tener conocimiento de la cantidad de recursos naturales que utiliza cada cultivo para su desarrollo, los tiempos y el esfuerzo que requiere para crecer, adquirimos mayor conciencia y valoración de cada alimento.

 

En este taller desarrollaremos los conocimientos y herramientas necesarias para que los participantes puedan diseñar, planificar, armar y mantener una huerta urbana, aprovechando balcones, patios y jardines.

 

OBJETIVOS

  • Brindar las nociones básicas sobre la vida de las plantas, los diferentes cultivos y el ecosistema que genera una huerta

Brindar información, desde una perspectiva teórico-práctica, sobre los beneficios socio-ambientales y económicos de las huertas orgánicas en ámbitos urbanos.

  • Acceder a los conocimientos iniciales y esenciales para estar  en condiciones de comenzar su propio proyecto de huerta urbana teniendo herramientas conceptuales claras para realizarla
  • Ampliar nuestra concepción sobre el verdadero origen de nuestros alimentos

 

PROGRAMA COMPLETO: http://cesus.org.ar/portfolio_page/taller-virtual-huerta-urbana/