Más Compostaje

La iniciativa propone reducir la cantidad de residuos a través del compostaje insitu y el uso de biomateriales

Más Compostaje

La problemática:

En Argentina cada año se incrementa la generación de residuos, junto con el crecimiento de la población y el consumo. El promedio actual es de 1 kg de residuos por día por habitante, de los cuales el 50% son orgánicos, el 30% reciclables y 20% no reciclables.

Además, el 87% de los municipios disponen sus residuos en basurales a cielo abierto, y sólo 300 de los 2352 cuentan con relleno sanitario. La tasa de reciclaje en el país es menor al 5%. Los residuos sin tratamiento contaminan los océanos, degradan el suelo, reducen la biodiversidad e incrementan el cambio climático.

Por otra parte, el descarte indiscriminado de bolsas no biodegradables en el ambiente, también afecta la fauna marina y obstaculiza el drenaje y escurrimiento de agua en las ciudades. Bolsas que tardan 150 años en descomponerse y que en promedio solo se usan 15 minutos.

Nuestro aporte:

En este marco, La Ciudad Posible junto al Club de Roma (Capítulo Argentino) impulsan la iniciativa “Más Compostaje” con el propósito de acompañar tanto a organismos públicos como privados en el desarrollo de campañas de prevención en la generación de residuos, fomento del uso de biomateriales y compostaje in-situ.

El programa consiste en promover el uso de bolsas biodegradables (elaboradas con materiales orgánicos y provenientes de fuentes renovales) en comercios y fomentar su reutilización para hacer compostaje en el hogar y/o utilizarla como bolsa de residuo.

Actualmente “Más Compostaje” se encuentra implementado en Rafaela, Santa Fe, y en proceso de implementación junto al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible en Mar del Plata.

Impactos positivos:

El uso de las biobolsas evita la utilización de bolsa no biodegradables elaboradas a partir de fuentes no renovables. Además, al ser compostable se descompone por completo evitando que se vuele o sea ingerida por animales en vertederos.

El compostaje in situ reduce la cantidad de residuos orgánicos a recolectar, tratar y disponer, permitiéndole a la ciudad ahorrar recursos y dinero. También mejora la separación dejando a los residuos inorgánicos limpios para reciclar.

Las biobolsas y el compostaje domiciliario ayudan a mitigar el cambio climático, al ahorrar energía y ocupar menos suelo para enterrar residuos.

Nuestro objetivo al 2020 es llegar 100 municipios con ecosistemas naturales en riesgo, cercanos a cuerpos de agua y con compromiso público y privado de llevar adelante iniciativas de prevención de residuos.

Más información en www.mascompostaje.com